Quantcast
El tiempo en: Benalmádena
Lunes 04/07/2022  

sociedad

Absuelven a un joven que afrontaba ocho años por pegar a un mosso

El tribunal remarca que no existen testimonios directos de la manifestación que reconozcan a Adrià C. como autor del golpe en el hombro al mosso

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Mossos.

La Audiencia de Barcelona ha absuelto a un joven independentista, Adrià C., que se enfrentaba a ocho años de prisión por, supuestamente, haber pegado a un mosso d'esquadra en una manifestación contraria a un acto del sindicato policial Jusapol en Barcelona, en septiembre de 2018.

En la sentencia de la sección 22 de la audiencia, a la que ha tenido acceso Efe, los magistrados consideran que ninguna de las pruebas fotográficas aportadas por la Fiscalía en su acusación es suficiente para achacar a Adrià C. la agresión por la que estaba procesado.

El tribunal remarca que no existen testimonios directos de la manifestación que reconozcan a Adrià C. como autor del golpe en el hombro al mosso d'esquadra afectado y que, en el resto de las pruebas fotográficas, los agentes investigadores no han garantizado la identificación del individuo que aparece en esas imágenes.

Según la Fiscalía, Adrià C. había pegado a un agente de los Mossos d'Esquadra en el hombro con un palo de madera en una manifestación contraria al sindicato Jusapol en la Via Laietana de Barcelona, el 29 de septiembre de 2018.

En esa protesta independentista, varios asistentes comenzaron a lanzar polvos de pintura y objetos contra los Mossos d'Esquadra, generando momentos de confusión que varios manifestantes aprovecharon para intentar deshacer la línea policial que los separaba de la concentración de Jusapol, sin éxito.

A partir de las fotografías que un policía sacó desde un balcón de la Via Laietana, los Mossos d'Esquadra identificaron a Adrià C. en una manifestación varios meses después, como presunto autor de una de las agresiones que recogían las imágenes de septiembre.

Posteriormente, otros agentes llegaron a hacer más fotografías a Adrià C. cuando salía un día de su casa, pero sin identificarlo formalmente, lo que, a efectos del tribunal, invalida dichas pruebas al no tener validez legal para verificar que la persona que sale en esas imágenes es el procesado.

El tribunal también critica el primer informe fotográfico que dio inicio a esta causa ya que existe una imagen, que se hizo en la misma ráfaga e inmediatamente antes que la que aportaron los Mossos d'Esquadra, en la que aparece Adrià C. sin ningún palo de madera, junto a otra persona que sí sujeta en la mano dicho objeto.

La sentencia cita, antes de repasar los argumentos jurídicos, que Adrià C. "lleva tres años y medio soportando la condición de imputado, como espada de Damocles".

En el juicio, que se celebró el pasado 31 de mayo, el mosso d'esquadra que presuntamente había recibido el golpe en el hombro no se acordaba de dicha agresión, ya que, en el mismo instante, había sufrido otros golpes en un momento de mucha confusión.

La Audiencia de Barcelona ya condenó a otro independentista, Marcel Vivet, por haber lesionado en la muñeca a ese mismo agente, justo en el mismo momento en el que, según sostenía la Fiscalía, Adrià C. había pegado con un palo de madera al mismo policía.

En un comunicado, el colectivo jurídico Alerta Solidària, en el que colabora el abogado de Adrià C., Xavier Monge, ha tildado la causa de "montaje policial orquestado contra un militante que lleva años participando de la izquierda independentista".

Alerta Solidària también ha destacado la crítica del tribunal contra los Mossos d'Esquadra por no haber aportado base suficiente en sus pruebas para sujetar la acusación de la Fiscalía.

TE RECOMENDAMOS