El tiempo en: Benalmádena
Jueves 18/07/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Málaga

El machismo entre la violencia a sanitarios: “No aceptaban que fuéramos las responsables”

Dos neurocirujanas del Hospital Regional de Málaga sufrieron insultos y amenazas y fueron "cuestionadas" por los familiares de un paciente por ser "mujeres".

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Cargando el reproductor....
  • Las facultativas avisaron a los vigilantes de seguridad del Hospital Regional, pero no pudieron hacer nada, ya que no les hicieron caso.
  • Tal y como explican desde el SMM, “pese a que los agredidos denuncien, si no es una acción tipificada como delito, los agentes no pueden hacer nada”.
  • Piden que al SAS tome las medidas necesarias, más allá del papel.

La madrugada del 30 de abril ha quedado marcada para Lorena Romero. Ella es neurocirujana del Hospital Regional de Málaga desde hace 15 años y ahora también es una más de las sanitarias víctimas de una agresión verbal. Su compañera, también neurocirujana del servicio de urgencias, y personal de enfermería de la planta, auxiliares y celadores sufrieron insultos y amenazas de los familiares de un paciente ingresado al que estaban atendiendo.

Hemos sufrido un trato bastante discriminatorio y vejatorio.

El detonante ha sido “una familia que no estaba de acuerdo” con la atención y “las responsables de las guardias hemos tenido que ir a socorrer al resto del personal y nos hemos llevado esa agresión por dar la cara y defender al resto”. La doctora Romero ha denunciado “solo” estaban haciendo su trabajo, pero “no aceptaban que las responsables fuéramos mujeres”: “Hemos sufrido un trato bastante discriminatorio y vejatorio”. Ante la “saturación del sistema” hay que “concienciar”, para que los pacientes y familiares sepan que “nosotros no somos los culpables, sino que somos los que nos sacrificamos para ayudar a todo el mundo”, ha dicho esta víctima.

Un triste día más aquí”. Los sanitarios del Hospital Regional de Málaga se han concentrado a las puertas del centro para denunciar esta nueva agresión. “Unos energúmenos”, ha afirmado Antonio Martín, presidente del Sindicato Médico de Málaga, “cuestionaron” el trabajo de las doctoras y “trastornaron el día a día del hospital”: “No solo altera el trabajo de los profesionales, sino también a los enfermos de esa planta”.

Algunas de las advertencias y órdenes fueron “tú tienes que hacer lo que yo te diga que para eso estoy pagando”, “si se muere es culpa tuya”, “tú qué vas a saber” o “tienes que hacer lo que han dicho sus médicos que le han visto estos días”; además “de insultos y amenazas”. Asimismo, el paciente estaba en aislamiento de contacto y se negó a ponerse las medidas de protección.

Ante la tensa situación, las facultativas avisaron a los vigilantes de seguridad del Hospital Regional, pero no pudieron hacer nada, ya que no les hicieron caso, y, posteriormente, a la Policía, “a la que una de las profesionales tuvo que dar parte de lo ocurrido en medio de la asistencia del usuario, y tampoco solucionó la situación, salvo acompañar amablemente a la familia fuera del hospital para que los médicos pudieran trabajar”. Tal y como explican desde el SMM, “está establecido y pese a que los agredidos denuncien, si no es una acción verbal o física tipificada como delito, los agentes no pueden llevar a cabo ningún tipo de acción, excepto velar y mantener la seguridad”. Martín ve “incomprensible” que “una persona agresiva se quede en un servicio y siga fastidiando a los profesionales. Cuando haya alguien que altere el orden público se tiene que sacar del sitio, para que el agresor no siga agrediendo”.

El presidente del sindicato ha insistido en que desde el SMM siguen exigiéndole al Servicio Andaluz de Salud que haga “cosas positivas”: “Pero no solo sobre el papel, en eso son fantásticos, sino que inviertan realmente en seguridad y se tomen las medidas necesarias. La administración sigue sin tomar medidas contundentes contra esta lacra”.

Es inadmisible que un médico venga a su trabajo con miedo a ser agredido ante cualquier inconveniente que se pueda plantear”, ha denunciado Pedro Navarro, presidente del Colegio de Médicos de Málaga. A los sanitarios concentrados “nos llena de tristeza” los actos violentos que se producen y lamenta que “no hay forma de pararlo”, haciendo referente al crecimiento aumento de casos. Navarro ha pedido a la ciudadanía que “haga una reflexión importante” y sean “conscientes” de que los sanitarios “no son responsables de las limitaciones que tenga el sistema, al contrario, estamos aquí para ayudarles”.

Para concluir, el gerente Hospital Regional, José Antonio Ortega, ha dejado claro que desde el centro hay “tolerancia cero”, porque “no podemos consentir que haya a las agresiones dentro de su trabajo” que es el “cuidado de la salud y de nuestros enfermos”.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN