Quantcast
El tiempo en: Benalmádena
Jueves 06/10/2022  

Cádiz

Se coronó el barrio de la Viña

Miles de gaditanos fueron testigos de una jornada histórica con la coronación de la Virgen de las Penas

Andaluc�a Informaci�nPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai

La Virgen de las Penas luciendo corona.

Procesión extraordinaria por las calles de Cádiz.

  • Cádiz se volcó con este acontecimiento desde por la mañana en la Catedral y hasta altas horas de la madrugada con la procesión extraordinaria

El obispo de Cádiz y Ceuta, Monseñor Rafael Zornoza Boy, coronó ayer a la titular mariana de la Archicofradía de la Palma, María Santísima de las Penas, en una ceremonia llevada a cabo en el presbiterio de la Santa Iglesia Catedral. Fue la primera dolorosa de una hermandad penitencial coronada en la capital por Zornoza Boy, que fue el encargado de imponer la presea repujada por el orfebre cordobés Manuel Valera sobre sus sienes, no estando en su paso de palio, sino en el centro del altar mayor de la Seo.

Desde primeras horas de la mañana la Catedral estaba repleta, tanto que incluso hubo quién tuvo que seguir la ceremonia desde dos pantallas gigantes instaladas en el interior. Unas 100 mantillas negras, los hermanos de chaqué, muchas autoridades como el Consejo de Hermandades y Cofradías, el Ayuntamiento, la delegada del Gobierno en Andalucía, el coronel subdelegado de Defensa en Cádiz, el general jefe de la IV zona de la Guardia Civil, etc.

La solemne misa pontifical dio comienzo a las 11.00 horas y estuvo dividida en cinco partes: los ritos iniciales, la liturgia de la palabra, rito de coronación, la liturgia eucarística y el rito de conclusión. Fueron tres horas de celebración que fueron amenizadas por diferentes coros y corales. El conjunto vocal Virelay, la orquesta barroca de Cádiz y el coro de José Manuel Pedrosa.

La corona

La pieza está realizada en oro, plata, marfil y piedras preciosas representando muy curiosos detalles relacionados con Cádiz y con el barrio de la Viña. Entre los elementos más destacados llama mucho la atención un ángel sosteniendo en sus manos un trozo de piedra ostionera recogido de la playa de la Caleta; una cruz sostenida por dos ángeles que está inspirada en la Custodia del Millón de la Catedral de Cádiz; los rayos de la ráfaga se entrometen con palmas, en alusión a la cofradía; muy curiosa la cartela central que reproduce el retablo de la Coronación de la Virgen de la parroquia de Santa Cruz, una obra de Patalano; destacan los característicos dragones, propios de las representaciones marianas que  han sido sustituidos en la corona por delfines; las cabezas de delfín en los portantes de la corona; hojas de parra recorren la diadema, que tiene tallados en marfil pequeños racimos de uva; y por último en la ráfaga se han realizado réplicas de un rostro fenicio de un portón de la calle Ancha y de las cabezas de la fachada de la Cámara de Comercio de a ciudad.

Cabe destacar que la mayor parte de corona ha sido posible gracias a las donaciones que durante más de cinco años se han venido haciendo por parte de los hermanos y vecinos del barrio de la Viña.

Procesión de Alabanza

La procesión extraordinaria dio comienzo a las 20.00 horas desde la Santa Iglesia Catedral, con la dolorosa ya entronizada sobre el paso de palio que heredara de la Virgen de los Ángeles de la hermandad sevillana de los Negritos, obra de Juan Manuel Rodríguez Ojeda.

Con total puntualidad la virgen salía de la Seo siendo ovacionada por parte del público asistente en la Plaza de la Catedral, le siguieron las siguientes calles del recorrido: Pelota, Plaza de San Juan de Dios, Nueva, San Francisco, Plaza de San Francisco, Tinte, Plaza de Mina, San José, Ancha, San Antonio, Torre Santa Inés, San José, Rosa, Pastora, Hno. Ignacio, José Cubile, Corralón de los Carros, San Félix, Pericón de Cádiz, Lubet y Virgen de la Palma.

El acompañamiento musical corrió a cargo de la "Sociedad Filarmónica de Nuestra Señora del Carmen de Salteras”, como ya sucediera en la Coronación Canónica de la Virgen de la Palma en 1987 y en las Magnas Marianas de 2005 y 2017.

Durante el recorrido fueron muchas las muestras de cariño, respeto, fe y devoción, por parte de los gaditanos e instituciones. El Coro de Pedrosa hizo varias intervenciones: en la plaza de San Juan de Dios, San Francisco y en Calle Lubet. Además, sonaron saetas, alegrías, tanguillos, e incluso alguna exaltación poética improvisada, bien entrada la madrugada en el barrio de la viña. Aunque la recogida estaba prevista para las 03:00h., era un secreto a voces que una vez que la virgen llegara al barrio, iban a pararse todos los relojes, por lo que las puertas de la Palma no se cerraron hasta bien pasadas las 04.00 horas.  

Fue sin duda una jornada histórica -no solo para los hermanos de la Palma- sino para todos los gaditanos que de alguna forma formaron parte de un 14 de agosto para la posteridad.

 

 

TE RECOMENDAMOS