El tiempo en: Benalmádena
Lunes 04/03/2024  

Sevilla

Los regantes de Extremadura piden revisar convenio de Albufeira con Portugal

Indignación por el anuncio del Gobierno de recortar la dotación en Extremadura y Castilla-La Mancha mientras la presa de Alqueva está casi llena

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Teresa Ribera. -
  • La comunidad de regantes del canal del Zújar pide sentarse con Portugal y negociar el convenio
  • La comunidad de regantes Torre de Abraham critica la política de desemblases de la Confederación del Guadiana
  • El caudal del Guadiana a su paso por Portugal a oscilado entre los 90 y 20m3/segundo, diez veces más que el mínimo establecido en Albufeira

Dos comunidades de regantes representativas de la cuenca hidrográfica del río Guadiana, la del canal del Zújar, en la provincia de Badajoz, y la de Torre de Abraham, en la de Ciudad Real, han reaccionado con indignación al anuncio del Ministerio para la Transición Ecológica de que habrá que recortar las dotaciones de riego en Extremadura y Castilla-La Mancha para cumplir el convenio de Albufeira con Portugal, el cual obliga a España a garantizar un caudal mínimo de 2 m3/segundo en el río Guadiana a su entrada al país vecino.

El Ministerio para la Transición Ecológica, cuya titular es Teresa Ribera, también vicepresidenta del Gobierno, no ha confirmado hasta ahora, en línea con lo expresado por el Ministerio homólogo portugués a medios de comunicación lusos, que haya atendido la petición casi unánime del Parlamento de Andalucía (acuerdo del 11 de octubre de 2023) de negociar con Portugal un trasvase temporal de agua desde la presa de Alqueva para paliar la extrema sequía que sufre la provincia de Huelva (incluido el Parque Nacional de Doñana).

Sí ha comunicado a través del periódico Viva Sevilla que para cumplir el Convenio de Albufeira, firmado hace ahora 25 años con Portugal para regular los ríos transfronterizos, habrá que recortar las dotaciones de agua a las comunidades de regantes de Extremadura y de Castilla-La Mancha que se nutren de la cuenca hidrográfica del Guadiana. En virtud del Convenio hispano-luso, España debe garantizar un caudal mínimo en el Guadiana de 2 m3/segundo a su entrada al país vecino.

Este anuncio de recorte de las dotaciones para riego ha causado indignación en la comunidad de regantes del canal del Zújar, sita en la provincia de Badajoz. Su secretario-gerente, Juan Antonio Merino, recuerda que la dotación normal para riego en su comunidad es de 6.000 m3/hectárea y que en la campaña recién terminada ya fue reducida a 4.400 hm3, un recorte de casi el 27%.

Aun así, los comuneros han podido salvar con apuros la campaña debido a que tienen instalado el riego por goteo en una proporción del 88%, pero ya temían lo que podría pasar para la actual, temor acrecentado tras conocer el anuncio del Ministerio con el objetivo de cumplir el Convenio de Albufeira con Portugal.

Juan Antonio Merino aboga por la revisión del convenio, ya que en su opinión se le garantiza a Portugal un agua que no se le garantiza a los usuarios de los tramos superiores del río Guadiana.

A título de ejemplo cita que en el reciente temporal de lluvias cayeron en la zona norte de la provincia de Badajoz 220 litros por m2 y que, dada la imposibilidad de embalsarla por las condiciones geográficas de esa zona a la hora de plantear la construcción de pantanos, toda ese agua pasó por el azul de la capital para acabar transitando hacia la presa de Alqueva, en Portugal, la más grande de Europa Occidental con sus 4.150 hm3. La conclusión del secretario-gerente de la comunidad de regantes del canal del Zújar es que el país vecino se beneficia del agua garantizada por el Convenio más la que le llega por inercia y por las escorrentías.

Juan Antonio Merino aboga por revisar el Convenio de Albufeira «porque cuando no hay suficiente agua es imposible de cumplir» y antes de aplicarlo tras cinco años de sequía en España mediante el recorte de las dotaciones a los regantes de la cuenca del Guadiana «habría que sentarse a hablar con Portugal».

CASTILLA-LA MANCHA

Similar indignación ante la posición del Ministerio para la Transición Ecológica ha expresado María del Mar Rodríguez, presidenta de la comunidad de regantes Torre de Abraham, en la provincia de Ciudad Real (Castilla-La Mancha), que se nutre del pantano del mismo nombre. La capacidad del mismo es de 183 hm3 en números redondos y actualmente embalsa 17, por lo que está a tan sólo un 9,29% de su capacidad total.

Según la presidenta vienen de una dotación de 17,5 hm3 en la pasada campaña, cuando lo normal serían 33 hm3, por lo que han sufrido un recorte del 47%, pero es que en la previa sólo recibieron 190.000 m3 con el fin de salvar los cultivos leñosos y no pudieron sembrar nada.

María del Mar Rodríguez es muy crítica con la actuación de la Confederación Hidrográfica del Guadiana y su política de desembalses «sin sentido», ya que afirma que aguas abajo del pantano de Torre Abraham el río Bullaque (afluente del Guadiana) va lleno tras las últimas lluvias y las regulaciones que aplica aquélla.

La presidenta teme, máxime tras el anuncio del Ministerio, que si no vuelve a llover en la zona alta del río de forma que el pantano capte agua para la nueva campaña su comunidad de regantes no reciba agua más que, de nuevo, con el fin de salvar los cultivos leñosos. En cuanto al Convenio de Albufeira, prefiere no pronunciarse por no conocer a fondo sus disposiciones.

Los regantes de la cuenca del Guadiana sí observan cómo la presa portuguesa de Alqueva, que se nutre en más de un 80% de aguas procedentes de España, embalsaba el pasado 16 de noviembre 2.928,86 hm3 (70,57% de su capacidad) y que por Portugal el caudal del río Guadiana ha oscilado entre casi 90 m3/segundo el día 4 de noviembre y 20 m3/segundo el día 16, cantidad ésta que suponía diez veces más que el mínimo establecido en el Convenio de Albufeira.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN